No sé si será la edad, el caso es que no sé desde cuando tengo páginas webs. Hará unos 15 años (si sé que va a durar tanto, ya hubiese apuntado la fecha), creé algo que llamé “Pedroche en la Red“. El nombre lo puse en relación con su contenido, que no era otra cosa que documentos encontrados en la red sobre Pedroche. Nada más, sólo documentos.

Durante los últimos años, además de crear otras páginas complementarias (todas relacionadas con Pedroche), he intentado mostrar en la principal, “Pedroche en la Red“, noticias de actualidad, curiosidades, etc. Y he ido persiguiendo otra cosa, la participación de quien la visitaba.

He creado una sección de participación, para opiniones, promoción de actividades, etc. He creado encuestas, he preguntado sobre diferentes temas de actualidad. He creado una sección para que empresas se publiciten gratuitamente. He creado una agenda con actividades de Pedroche. He creado sección de fotografía donde podía participar cualquier persona.

Pero nada de nada. Nadie comenta las noticias, nadie participa con sus opiniones, las empresas no se ofrecen para publicitarse (¡que es gratis!), los colectivos no dan información de sus actividades (la tengo que pedir yo), y encima… tengo que tener cuidado con lo que escribo.

Pues nada, vuelvo al principio, “Pedroche en la Red” mostrará documentos (y sonidos, vídeos e imágenes) sobre Pedroche, nada más. Nada de noticias de actualidad, de agenda, de opiniones, de información ‘al día’ sobre Pedroche. Tiro la toalla. Quizás estamos acostumbrados a recibir y muy poco a participar en esto de internet, y eso me ha hecho sentirme esclavo de la página, obligado a mantenerla activa a diario con temas de actualidad. Y eso, según temporadas, llega a cansar, a preguntarse aquello de si merece la pena.

En realidad, quienes me han llevado a seguir adelante han sido aquellas personas que no viven en Pedroche, que lo quieren, y quieren estar cerca de él. Lo siento por ellas, por todas esas personas que cuando vienen al pueblo y me ven, me dicen aquello de “¿eres Pedro de la Fuente? Sigo a diario tu página, me gusta saber todo lo que pasa aquí”.

Quizás, pensándolo más profundamente, haya más razones, pero no tengo ganas de escribirlas. Al final se me olvidarán y me preguntaré aquello de por qué quitaría aquél diseño y contenido tan guapo de “Pedroche en la Red“.

Eso sí, después están mis cosas, aquí, en pedrodelafuente.es, y en las redes sociales (sígueme en Twitter, o solicita mi amistad en Facebook). Ahí seguiré hablando de Pedroche, y de otras cosas, y seguiré dando mi opinión, como siempre.

Y, repito, seguiré actualizando “Pedroche en la Red“, pero como biblioteca, como almacenamiento de información. Espero seguir contando con vuestras visitas, aunque sea de vez en cuando. Esto no es una despedida, pero… ¡muchas gracias a todos y todas!

 

pedrocheenlared

pedrocheenlared